Es ciclista medallista del estado de Oaxaca y Seleccionada Nacional de México en la disciplina de para-ciclismo. A la edad de 11 años le fue detectado un tumor de cáncer maligno; osteosarcoma de tibia izquierda (cáncer de hueso) posteriormente le dieron tratamientos de quimioterapia para luego operarla y ponerle una prótesis interna de titanio la cual le duraría 5 años pues el cáncer regresaría para darle a su vida un giro de 360° en la cual le amputarían su pierna izquierda. Poco tiempo después en el deporte adaptado encontraría su pasión: El ciclismo. Con tan solo 1 año y 7 meses de entrenamiento logra asistir a un Mundial de Para-Ciclismo como la posibilidad de ser parte de la delegación mexicana que asistirá a los próximos juegos paralímpicos de Tokio 2020. Su charla TEDx es titulada: Con pasión y Sin límites.